Foro del juego de rol
 
ÍndicePortalGaleríaBuscarRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Historias de la 3º Crónica

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
hummer
Dragón
Dragón
avatar

Cantidad de envíos : 576
Reputación! Nuevo : 202
Fecha de inscripción : 09/02/2009
Localización : ¿?

MensajeTema: historia 3º crónica... base sin modificar   Vie Oct 08, 2010 12:28 pm

Siento no haberla podido escribir como yo quería, pero se me hizo muy tarde, además de ponerme a terminarla en clase de Filosofía. Espero que no os importe. Son una serie de rasgos generales, que espero perfilar hoy al mediodía:

'lo acabo en casa, aún queda un poco'
3º Crónica

Capítulo 1: Cuentan los más ancianos...

Cuentan los más ancianos que esta historia comenzó donde los mares se convierten en montañas, en las frías tierras del noroeste de Faerûn. En una ciudad situada en medio de un lago vivía el elfo Rayven, del cual se cantan sus habilidades y maravillas en otras canciones, junto con los hermanos Connors, Uno capaz de enamorar con una estocada y otro capaz de proezas mágicas sin ningún don natural...

El callejón despuntaba con el sol del mediodía. Fergus se impacientaba, agitando con furia su contundente cachaba. Ackley se recostaba en la pared, a la espera de sus odiados contrincantes.

-Oh, me encanta que seáis tan puntuales, caballeros, parecéis damiselas impacientes por obtener un pedacito de mi atención-Dijo Brett, surgiendo de el otro extremo del callejón.
En una mano llevaba un palo corto de madera, y en la otra otro ligeramente más grueso, seleccionados para la ocasión.
A su lado apareció su hermano pequeño, Ronan, el cual, silencioso, portaba una honda de cuero que le habían regalado y con la que demostraba tanta pericia.

Fergus sonrió, al mismo tiempo que Acley se armaba con otro palo, preparándose para el combate.

La primera piedra voló certera, sentenciando el comienzo del encuentro. Impactó en uno de los hombros del colosal Fergus, el cual respondió con un potente rugido abalanzándose sobre Brett. Éste, temiéndose un golpe de su adversario paró el golpe con una de sus armas, y clavó la otra en su riñón.
Ackley, por su parte, mucho más ágil, pilló a Brett desprevenido, propinándole un potente golpe en la cabeza.

La sangre que brotaba se confundía entre su melena pelirroja, encendida por la furia del combate.
Ackley lanzó otro golpe rápidamente, pero fue aturdido por un proyectil de Ronan que impactó en su frente, cayendo aturdido en el suelo.
Mientras Fergus alzaba de nuevo su cachaba, Brett se hechó para atrás con parsimonia, golpeando débilmente en uno de sus bravos, momento que aprovechó para desarmarle con una ingeniosa y certera estocada.

-¡Corre Fergus, y llevate a ese alfeñique que tienes por hermano!- Se giró con aire desafiante y dijo, con una sonrisa:
-¿Sabes Ronan? Esta victoria merece un trago.

-A mi no me gusta la cerveza, Brett...

-¡Eres una niña! ¡Los tés son para mujeres!

-¡Pues a mi me gusta!

Brett sonrió y dijo- Bueno, tengo que darte algo de razón... Para entrar en una falda hay que arrastrarse...

-Eres un grosero.

-Jajaja! Si, desde luego!.

Ese día Ronan cumplía 8 años, y su hermano al cabo de un més cumpliría 14.



2º Capítulo: Conversaciones en el mercado

En la calle de las auroras, un niño elfo jugaba tranquilamente desde las escaleras del mercado. Usando huesos de ciruela como canicas perfeccionaba una técnica casi perfecta que le convertía en uno de los mejores jugadores del barrio.

-¡Hola Rayven!- Dijo Ronan- ¡Hemos ganado a los Glocester! Lucharon como...

-Nenas, como siempre. ¡Tendrías que haberlo visto!

Rayven sonrió y se enfrascó de nuevo en su juego, y sin levantar la cabeza dijo:

-¿A que no sabéis lo que tengo?

Brett puso cara de pensativo y al cabo de un rato contestó:

-Seguro que te has camelado a una de esas elfitas que trabaja en la frutería de Madame Lully, ¿verdad?

-No! Mejor aún!- Afirmó Rayven, mientras una de las ciruelas trazaba una perfecta trayectoria al hoyo.

-¡Si hay algo mejor que una buena chica que me lleven los siete ríos!-Dijo Brett, más para sus adentros que para Rayven.

-Al fin tengo un arco- Dijo, orgulloso.

-¡Felicidades Rayven!-Dijo Ronan, con una sonrisa de orgullo por ser amigo suyo- Ya eres un auténtico elfo, entonces, ¿no? ¿Me dejarás probarlo?

-El arco es sólo una excusa para no partirle la cara a alguien frente a frente- Sentenció Brett.

-Ah... Cuanto podias aprender de la sabiduría de los elfos- Dijo Rayven, resignado.

-Y tu a tolerar el alcohol, no? - Dijo Brett, estallando en una risa molesta y subida de tono.

-No Deberías beberlo, hermano, luego apestas!

-¿Queréis probarlo o no?

Y toda la tarde del mercado, hasta que se hizo noche, trascurrió entre campeonatos y pruebas, a ver quien era el mejor tirador.


3º Capítulo: Firmado y Rubricado

Desde tiempos inmemoriables las familias Connors y Gloucester, dos casas nobiliarias menores de Ylora, fueron eternas rivales, tan eternas que no se recuerda por qué.
El callejón de los retos era el lugar donde los futuros líderes de las casas acrecentaban su odio y entrenaban contra sus enemigos.

Lord Liam era un importante cargo del ejército, cercano al rey Maximillian, mientras que el jefe de la casa Gloucester, Lord Clober se encargaba de gestionar el comercio de la ciudad, pricnipalmente de las tasas establecidas a los enanos por el paso a través del lago Lomond, que comunicaba Ygmmir con el puerto de Ipsen por vía marítima.

Fue durante el quinto mes del año, cuando se deshiela el lago por cumpleto, cuando el rey murió, por una estocada mortal. La espada dejada en la escena pertenecía a Lord Liam, y la casa de Gloucester no tuvo dificultades para canalizar la ira de las casas más grandes sobre los Connors. Lord Liam fue sentenciado a muerte, junto con sus familiares más cercanos para acabar con una posible descendencia manchada con sangre real. Por aquel entonces Brett tenía 19 años, y Ronan 13. Lord Liam fue capturado intentando huir de la ciudad junto con su mujer.
Ronan y sobre todo Brett estaban desolados, porque sus padres no les intentaron ayudar a huir. Consiguieron salír de Ylora en una barcaza enana en la cual Rayven consiguió entroducirles.

Corriendo por las calles del puerto, los hermanos intentaban equipararse al paso liviano y certero de Rayven, el cual se movía con decisión por entre las calles.
Una pequeña chalupa con el símoblo enano del Reino de Yggmir les esperaba, en un embarcadero improvisado de los arrabales.
----
-No comprendo cómo pudieron hacerle eso a padre...

-Es política, Brett.

-ESO NO ES POLÍTICA! ESO ES UN ASESINATO!

-Intenta dormir, amigo mío es necesario relajarse...

Brett cayó a los pocos minutos en un largo sueño, durante el cual Rayven y Ronan comenzaron a hablar.

-Perdona a mi hermano, Ray... Es una situación muy extraña para nosotros

-No te preocupes Ronan... Ya sabes como es. Me alegro que puedas asimilar la situación.

-Padre era poco más que un borracho que trasnochaba con mujeres indecorosas, menospreciaba a los demás y mentía constantemente. No me extrañaría que quisiera acabar con el rey, pero desde luego no dejaría esas huellas, y no incluiría su muerte en el plan.

Rayven sonrió y dijo:
-¿Cómo sabes que está muerto?

Con los ojos perdidos en el murmullo de la estela y el barco, Ronan pensó en voz alta.

-Espero que lo esté.

Brett hacía rato que estaba despierto.

4º Capítulo: Dicen que el Gnomo...

Dicen que "El Gnomo gentil" se encontraba a unas 70 millas de Ipsen, y a unas 30 del puesto de la armada, pero si tenéis la ocasión de pasar por ahí es posible que no hayéis nada.
Sin duda fue una de...

-Sin duda es una de las mejores tabernas de la ruta entre Ipsen e Iggmyr- Afirmó Rayven para romper el silencio.- Belaqua nació gracias a esa taberna, y de hecho me atrevería a decir que el alcalde vive ahí más que en su casa.

Era una taberna desvencijada, de color rojizo de los grandes bosques que salpicaban el camino a lo largo del río.



Amarraron la triste embarcación en el embarcadero y entraron en la taberna, entre el bullicio de los borrachos, los gritos de los exaltados y las risas de los jugadores y bebedores.



En la barra servía bebidas Marglow, un semiorco con cara de pocos amigos, y en la cocina estaba Skrady, una cocinera enana famosa en el lugar por su estofado de jabalí con algas.

Brett se acercó a la barra, y apoyando el brazo en ella le gritó al camarero:
-Una cerveza, cabellero!

Rayven, inmediatamente aclaró:
-Que sean, dos, invito yo!

-Entonces que sean cuatro!

La barra estalló la risa de desconocidos,y las cuatro jarras de cerveza volaron, como volaron las de noches venideras, olvidando para poder beber con una sonrisa.

La estancia en el Gnomo gentil se extendió más de lo esperado, más exactamente hasta que se quedaron sin dinero.
Rayven llegó a un acuerdo con Skardy para suministrarle carne de los bosques a cambio de alguna moneda, mientras que Brett se dedicaba a trabajar en la barra y a apostar su dinero en concursos de " a ver quien aguanta más licor de hada", mientras Ronan se dedicaba a ver el futuro en la palma de la mano de los borrachos, leer el porvenir en el cafés por las mañanas y a dictar premodiciones con huesos de pollo, las cuales, misteriosamente, cobraron fama en la taberna, por una serie de irrelevantes coincidencias y malas interpretaciones de sus vaticinios ambiguos.
Así pasaron los días, los meses y algún que otro año, con amores en el pajar, pequeños problemas del día a día, un incendio en el pajar por un marido despechado, una plaga de tortugas con la consiguiente oferta de sopa de tortuga, guiso de tortuga, tortuga a la remanguillé y tortuga en salsa verde, pasaron los viajeros, y algunos se quedaron,Belaqua creció sólo para empequeñecer por el capricho de un noble y de como Malrow fracasó en su proyecto de montar una casa de visitas.

Fueron tiempos dorados, sin duda, tiempos que siempre se guardó en el corazón de los héroes.


5º Capítulo: Señoras y señores...

Hacía un par de días que el "Popof Circus" había llegado al pueblo, maravillando a sus habitantes con sus dramáticas obras, sus satíricas actuaciones y las magníficas perotatas del Maestro Quigley, el jefe de todo el elenco de actores, capaces de, como mucho, sorprender a alguien de un lugar tan pequeño como Belaqua.

Rayven, harto de trabajar en el Gnomo y de Belaqua convenció a Ronan para unirse al reducido carromato de actores y buscar fortuna en otros lugares. Sólo Brett se resistió a ello, pero se dejó influenciar por su hermano, y dejando atrás la vida en la taberna a orillas del río Lomond partieron con el "Popof circus" en busca de aventuras.

-Señoras y señores... Con todos ustedes... la 3º parte de la del Dramaturgo Anestis Famichi: El amor de un Ruiseñor!!

Una oleada de aplausos inundaron el pueblo de la costa de la espada, a medio camino entre Neverwinter e Ipsen, llamado Ratik.
Desde un pequeño balcón asomó Ronan la cabeza, maquillado y con una peluca, y con una voz aguda y una pésima actuación comenzó a recitar, de una forma horrorosa:

-Oh, lunas, oh soles que ilumináis las noches más brillantes de mi hastío! Quien pudiera amarle, ¡Quien!

Un sencillo mecanismo por muelles accionó un pájaro mal pintado que se accionó chirriando, mientras las gentes de Ratik se reían de la actuación.

-Oh, ruiseñor! Quien te tuviera para siempre! Quien te amase para las eternidades! ¿Quien podría, más sólo la muerte? Dispara presto, cazador, pues quiero sentir en mi regazo la libertad de sus alas y las verdades de su pico!

Rayven apareció en escena, y con su viejo arco ensartó por enésima vez aquel petirrojo mal dibujado.

-Ahí tenéis mi reina. La muerte os guardará de su amor imposible.

-Gracias arquero, gracias desde mi corazón más oscuro que te pide ejecutar el más terrible de los hechizos!

-Trabajo mío es el de repartir lo justo entre los justos.

-Y por ello te recompenso, valiente joven!

Ronan dejó escapar una bolsa de cuero llena hasta los topes que Rayven abre lentamente.

-¡Son piedras mi majestad!

-Sélo y conózcolo mi leal súbdito. ¿Acaso no os alimentáis de eso los sucios plebeyos?

El pueblo de Ratik arrancó en una obación de júbilo ante el esperado término de la obra.

Ronan salió enfadado de su dichoso balcón, y Brett estaba abajo, comenzando a arrancar de su posición el sistema que lo sujetaba.

-Os veo radiante esta tarde Lady anna...

-Que te follen, Brett.

-Oh, perdona!

Rayven se sentó en la parte de atrás del escenario. Resopló y dijo:

-Como Quigley no haya conseguido suficiente reacuda...

-Lo siento chicos, no hay suficiente recaudación! Esperabamos sobre unas 200 monedas, pero por el soborno que tuve que hacer al guardia para poder instalarnos aquí, así que el sueldo se reduce a...

-Si, 10 monedas para cada uno.

-Oh, una nueva aptitud sortílega! Puedes leer la mente de los demás! Con ello podríamos sacar unas 50 monedas más!

Brett se levantó y con un tono amenazador agarró a Quigley:

-Mira, maldito tramposo, o nos das lo que nos corresponde o nos vamos.

-Tranquilo Brett...- Dijo Rayven, mientras afilaba una daga de plástico


y con esa funesta frase fue como el "popof circus" salió de sus vidas y los héroes comenzaron a vagar sin rumbo... de nuevo.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Moskis
Gnomo
Gnomo
avatar

Cantidad de envíos : 21
Reputación! Nuevo : 6
Fecha de inscripción : 14/02/2009
Edad : 87
Localización : En el burger king

MensajeTema: Re: Historias de la 3º Crónica   Dom Oct 10, 2010 7:02 pm

Bevil Jace.



Bevil Jace es un semielfo de metro setenta y pico con orejas puntiagudas , de cuerpo atlético, calvo, con unos ojos brillantes y esperanzadores . Siempre se sintió atraído por la magia de fuego, mas descendía de una familia de adeptos. En cuanto a su personalidad: es muy imaginativo, inteligente, sincero y algo instintivo, pero al fin y al cabo, buena persona.



-Todo comenzó cuando los padres de Bevil lo matricularon en la prestigiosa academia de magia llamada Iverith, al sur de Neverwinter.





Allí le entrenaron como persona y le enseñaron las bases de la magia. Tenía clases toda la semana excepto el Domingo por la tarde. En esa tarde se dedicaba a ir al bosque a entrenar sus habilidades como adepto aunque le resultara muy difícil manejar la magia. También exploraba, a ver si encontraba alguna criatura fuerte con quien “entrenar”.

Compartía habitación con un chico bastante engreído y burlón llamado Atton, que se mofaba de la cierta dificultad de Bevil de dominar la magia de fuego y demás cosas.
Todos los días se peleaban entre ellos, provocado por el odio mutuo que compartían. En una de esas peleas Bevil casi quema el comedor de la academia y estuvieron a punto de expulsarlo.


Un día de primavera llegó alguien nuevo a la academia, el muchacho se llamaba Hal, (no me acuerdo como de escribía ) a Bevil le daba igual la presencia de este tipo hasta que le dijeron que le habían asignado a su habitación.La primera vez que le vió, Bevil notó algo en su mirada...

Hal y Bevil se hicieron bastante amigos, Hal le defendía a veces de Atton y Bevil le enseñaba las curiosidades de su vida y le contaba las historias que había vivido. .

En una de sus expediciones por el bosque, (esta vez iba solo) Bevil vió algo extraño entre los árboles; se acercó sin hacer ruído y lo miró. Era una cría de draco. Estaba sola y desamparada, al tocarla sintió como un fuego interior se denvolvía dentro de él. Bevil decidió cuidarla, traerle comida y agua todos los días sin que nadie lo supiese. Pasado unos días, mientras Bevil entraba en clase oyó como un grupo de profesores hablaban sobre un chico de la academia que estaba escondiendo a una cría de draco y que unos cazadores de estos la estaban buscando para matarla. Al oír eso, Bevil se dió cuenta de que probablemente esos cazadores habían matado a los padres y que ahora
estaban buscando a la cría, que, por alguna razón se les había escapado. Si le descubrían, podía darse por expulsado.

Esa misma tarde el director llamó a Bevil para hablar con él. El director le comentó que sabían lo que estaba ocultando, que era un peligro para sus compañeros y que estaba expulsado. antes de que terminara Bevil se levantó y se fue dando un portazo, corrió hacia su habitación, cogió sus cosas y le escribió una nota a Hall; diciendo que se marchaba de la academia porque le habían expulsado por ocultar una cría de draco, (la cría había crecido bastante.) y que sentía habérselo ocultado todo.
También escribió a Hal los lugares donde posiblemente viajaría, no muy lejos de allí, y las tabernas que rejentaría para que lo fuera a buscar, o simplemente visitar, pues quería volver a verlo. Mas se volverían a ver.


(pequeño interbalo de tiempo)



Bevil trabajaba de cocinero en la taberna de Albesia, donde conoció a dos hermanos algo curiosos y a un ranger habilidoso. Sus nombres eran: Brett, Rayven y Ronan. ¡Ah se me olvidaba ! Y a un vampiro sospechoso pero buen tipo, llamado Karthas.
Mas tarde, Hall y Bevil se reencontrarían en la taberna.

“A este grupo le esperan muchas sorpresas”.






Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Kereyi
Admin
Admin
avatar

Cantidad de envíos : 737
Reputación! Nuevo : 147
Fecha de inscripción : 09/02/2009
Edad : 26

MensajeTema: Historias de la 3º Crónica   Jue Dic 02, 2010 6:30 pm

Muevo aquí las historias, y de paso aviso que ya llevamos un tiempo con la crónica y solo hay una historia propia (la de sergio) y una común (no se si era a starkiller a quien le habia oido decir que iba a hacerse una propia, lo mejor qera que aparte de esa tuvieses una propia que explicara como es vuestro personaje en concreto).
La mía la postearé lo más pronto posible, estoy con los retoques.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
hummer
Dragón
Dragón
avatar

Cantidad de envíos : 576
Reputación! Nuevo : 202
Fecha de inscripción : 09/02/2009
Localización : ¿?

MensajeTema: Re: Historias de la 3º Crónica   Jue Dic 02, 2010 11:37 pm

Edu, quiero tu historia o tu cabeza...

_________________
El tao es una vasija vacía,
pero su contenido nunca se agota.
El tao suaviza los filos,
atenúa lo brillante.
Está profundamente oculto, pero nunca ausente.
No sé de quién es hijo.
Parece anterior a los dioses.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Kereyi
Admin
Admin
avatar

Cantidad de envíos : 737
Reputación! Nuevo : 147
Fecha de inscripción : 09/02/2009
Edad : 26

MensajeTema: Re: Historias de la 3º Crónica   Vie Dic 03, 2010 7:53 pm

Toc, toc, toc.

Hekarin: Aaaaiuuummmhh…?

TOC, TOC, TOC.

Hekarin: Aaammhh… mínimoochohorasparadescansarbienaaaaaammmmmh…

CRAASSHH!!...

Una elfa espectacularmente bella, con el pelo ondulado y rizo hasta las rodillas aparece entre cristales rotos, en la habitación del campanario de Hekarin.

Hekarin: …Pero qué!!???

Elfa: Rápido, no hay tiempo.

Hekarin: Esperad un segundo, la puerta no está en esa direc…

El sonido del cuerpo de Hekarin al estamparse con el tejado de los establos de dos pisos más abajo se entremezclo con el estruendo de la puerta de la habitación del campanario al resquebrajarse y los pasos metálicos que inundaron la habitación. Mientras, la elfa tiraba de un muy confuso Hekarin, corriendo por el tejado para bajar de un salto, hasta un montón de paja. Se escondieron entre este para pasar desapercibidos de las personas que parecían estar buscando al joven e inexperto chaval.

Hekarin: Sois una asesina?? Me estáis usando como rehén en caso de que os atrapen los guardias? Eh?...No me matéis… os lo suplico, no me matéis, os daré lo que sea!

Elfa: Veo que aún no estáis consciente del todo, amigo.

Hekarin: De que habláis… no me matéis… no tiene sentido, los guardias os atraparán y sufriréis mucho. Prometo no decírselo a nadie, vale? Trato?

Hekarin ve como la elfa pone la mano en la empuñadura de su espada, y con un rápido movimiento…

Hekarin: No! No me m…

… le golpea fuertemente con la empuñadura en la cabeza, dejándolo aturdido.

Elfa: Vamos, hay que salir de aquí antes de que ellos te encuentren.

La hermosa elfa le condujo por una serie de callejas que terminaron en una casa pequeña, donde un hombre con una túnica marrón les espera con un candil.

Hombre del candil: Pasad, rápido, ya nos están buscando.

Hekarin puede ver a medida que entra en la casa a siete fácilmente reconocibles vampiros, armados con armaduras poco pesadas pero de muy buena calidad.

Karthas: Gracias por tu ayuda, la deuda con vuestro pueblo está ahora saldada.

Sazaeh: Estoy complacida de oír eso, Lord Karthas. Si me disculpáis, volveré con los míos, antes de que el Sabbat vuelva a tener sed… no nos queda mucho a las demás criaturas de Dambrath.

Karthas se gira y toma una copa de vino que estaba en una mesa. Suspira profundamente, intentando aplacar los nervios que empezaban a aflorar.

Karthas: Preparaos, mis leales, mañana, antes del alba, daremos nuestras vidas por Rendnnir y por todos los vástagos aún fieles a la secta.

Hekarin: Esperad, no eráis vos el rey de esta ciudad, el que fue destronado?

Las miradas del grupo bastaron para que el chaval se callase y bajara la cabeza.
Las horas restantes de la madrugada se pasaron en completo silencio y con miradas de preocupación entre sí, como queriendo confirmar una realidad que lamentablemente iba a suceder.

Karthas: Es la hora, – dijo mientras se colocaba una capa carmesí encima de los hombros, después de tomar su espada y amarrarla a su cinturón – limpiaremos nuestro honor con la sangre de nuestros enemigos, empapando nuestras armas y armaduras con su impureza… no importa de qué forma termina tu vida, sino la razón por la cual estás dispuesto a sacrificarla.

***********************************

Todos ya están muertos. La sangre de los míos entremezclada con la sangre impura de mis enemigos, al igual que mi arma y mi armadura. Percibo una flecha clavada en mi espalda y otra en mi pierna, y su veneno corriendo por mis venas. Pero no siento dolor. Ya he sufrido bastante, acabemos con esto.

Capitán: N… No os quedéis ahí parados, id a por él ahora que está débil!

Cada vez llegan más enemigos. Los arqueros están preparados, pero nadie se mueve. Humph. Ahora sí, acabemos con esto.

Soldado: Capitán, creo que ya está muerto… ha muerto ahí de pie, seguro…

Capitán: Cobarde! Ve a comprobarlo, si eso es lo que crees!

Soldado: Pero…

Capitán: Es que acaso quieres morir a manos de Lord Yauquar? Ve a comprobarlo!

Mierda. Mi cuerpo no me responde. Vamos. Vamos. Vamos! Debe ser que he muerto. Por eso nadie se mueve. Oh. Parece que alguien se mueve hacia aquí. Está temblando. Sólo un esfuerzo más… Aa…

Karthas: Aaaaaaagggh!!

FWWOOSSHH! Puc, puc.

*********************************

Qué es ese sonido?
Quién me está llevando?
No puedo ver…

Poc (sonido de cabeza chocando con un tronco de madera)
Wooooohhh (sonido de muchedumbre gritando)

Verdugo: Jaja. Parece que nadie ha podido tumbarte, eh? Bueno, no obstante morirás por el filo de mi hacha y los nuevos ciudadanos de Rendnnir verán tu sangre deslizarse por el patíbulo. Qué, qué dices? Que no es una muerte adecuada para un rey? Oh, qué pena… Ajajajah!

Twimp!

El verdugo cae sobre la tarima de madera, con una flecha clavada en el cuello de extremo a extremo, y el acto se repite con los guardias que están al lado. Unos segundos de desconcierto. Desde el palco del castillo, en el otro extremo de la plaza, una persona alterada imparte órdenes mediante aspavientos a guardias cada vez más desconcertados.
Unos caballos sin silla, montados por elfos con armaduras de cuero dispersan a la multitud reunida, y no tardan en vaciar la plaza. El debilucho Hekarin corre a desatar a Karthas, aún confuso y con multitud de preguntas. No obstante, no había tiempo para palabras, saltó de la tarima y corrió por la plaza hasta coger a uno de los rezagados espectadores.

Karthas: Tú me servirás, humano.

Tras un rápido mordisco, el pobre hombre cae muerto, desangrado. Tras alzar la vista, el cainita observa como la plaza, y una vez más, se va llenando de guardias, pero cuando se disponía a buscar una espada, topó su mirada con la de Lord Yauquar, presente en el balcón. El tiempo pareció detenerse mientras estos dos viejos enemigos se miraban.
Un agarrón devolvió la consciencia a Karthas, qué lo subió a la grupa de un caballo, galopando hacia la puerta de la ciudad.

Karthas: Sazaeh, por qué has hecho esto?!

Sazaeh: Ahora eres tú el que me debe una, y créeme que me la pienso cobrar, mi derrotado lord.

Karthas: A dónde os pensáis dirigir ahora? No tardarán en encontrar este campamento.

Sazaeh: Simplemente nos iremos. No sabemos dónde.

Karthas: Algún día liberaré Dambrath de los impuros, tenlo por seguro. Por lo de pronto me iré a algún lugar alejado, al norte, quizás…

Sazaeh: Espero que algún día podamos volver a vernos… vivos.

Karthas: …

************************************

Trece años después, en un lugar al norte, muy al norte…

Soldado: Eh, tú, gordo de mierda, has visto a este hombre de aquí?

Gordo de mierda: Eeh? Qué? No… no lo he visto… por favor, no me pegues.

Soldado 2: Seguro que está mintiendo! Mátale!

Tabernera: Por favor, no derraméis sangre aquí, por favor…!

Cliente: No estaréis molestando a la señora, verdad? A quién buscáis?, quizá pueda ser de ayuda, dejadme ver…

Soldado: Métete en tus propios asuntos, borracho!

El cliente observa fijamente el retrato y tras unos segundos vuelve su mirada hasta el soldado.

Cliente: Si, creo que es momento de empezar la cacería… -susurra- Sin duda puedo serte de ayuda, guerrero… pero antes, deja que me acabe esta copa de vino, reserva del 77. Cómo describirlo… está… soberbio.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
hummer
Dragón
Dragón
avatar

Cantidad de envíos : 576
Reputación! Nuevo : 202
Fecha de inscripción : 09/02/2009
Localización : ¿?

MensajeTema: Re: Historias de la 3º Crónica   Vie Dic 03, 2010 7:57 pm

Bien bien bien... ahora quiero la cabeza de Andrés o su historia...

_________________
El tao es una vasija vacía,
pero su contenido nunca se agota.
El tao suaviza los filos,
atenúa lo brillante.
Está profundamente oculto, pero nunca ausente.
No sé de quién es hijo.
Parece anterior a los dioses.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
New Starkiller
Dragón
Dragón
avatar

Cantidad de envíos : 702
Reputación! Nuevo : 123
Fecha de inscripción : 16/03/2009
Localización : El Dragón Verde

MensajeTema: Re: Historias de la 3º Crónica   Vie Dic 03, 2010 10:44 pm

Rápido, silencioso, preciso, letal... Así era como le habían enseñado a ser. Se desliza entre las ramas de los arboles con la agilidad y los sentidos característicos de su raza. Su corazón late despacio, su respiración, tranquila. Ya había hecho esto antes, de hecho lo hace todos los días. Prepara la flecha en posición, tensa, apunta, suelta...
- ¡¡¡¡ RAY, CHAVAL, EL DESAYUNO!!!!!!
-¡¡Maldita sea, papá, me despiertas otra vez mientras cazo!!
-¡Calla hijo, que bien sabes que esa profesión no tiene futuro! Si te dedicaras a la artesanía como yo, o tu madre...-las palabras de Roderick Selth, artesano de oficio y padre de Rayven, se entrecortaron. Hacía mucho que no recordaba en alto a su esposa delante de su único hijo.-¿Qué pasa, hoy no vas a jugar a peleas con esos Connors?
-Papá, allí hay más que peleas, un día de estos acaban mal, y aun por encima voy a tener que salvarles el culo yo… Bueno, ¿donde están esos huevos escalfados de los que hablabas?
----------------------------------------------------
-¡Ha, te dije que huirían otra vez, Ron!
-Sí, y también dijiste que le gustabas a aquella moza…
-¿Otra vez han escapado esos mal nacidos?- Rayven entró en escena con su arco en la mano. Aunque su padre siempre le enseñó el oficio familiar, a Rayven siempre le gustó cazar. Lo peor era que no se le daba mal…
-¡Exacto, Ray, y no veas que paliza les hemos metido hoy!
-No tienen remedio, pero esta vez parecían más rencorosos que los demás días…
-Ron, tranquilo, saben que no tienen nada que hacer. Bueno Ray, nos vamos a tomar unas cervezas, ¿te hace?
-lo siento Brett, tengo que practicar…
-En la caza y esas mariconadas. Si ya te dije que de lejos es mucho peor…
-En fin, lo que tu digas, hasta luego.
Rayven se retiró a su sección de bosque favorita. El venado allí era abundante y gordo, con lo cual torpe, con lo cual presa fácil. Y oportunidades asi nunca se desperdician.
--------------------------
Esa noche Ray le había dicho a su padre que no iba a cenar, que iba al bosque. Su padre sabía que aunque su hijo era un niñato adolescente, sabia cuidarse perfectamente, mucho mejor incluso que él mismo.
La noche era muy oscura y fría, pero a Ray no le importaba. Un experto cazador debe adaptarse a las circunstancias, nunca se sabe cuál será el último disparo que le proporcione cena. Merodeaba cerca de las murallas de la cuidad, por la zona Connors, cerca del regato adónde iban a beber los animales. Pero esa noche los centinelas estaban más alborotados de lo normal: Corrían y gritaban de un lado a otro, y en el castillo había muchas luces encendidas. Si uno se concentraba, podía oír un repiqueteo metálico de fondo. De repente salieron por una ventana de los pisos superiores unas chispas de colores que Rayven no tardó en identificar. Y se temió lo peor.
Se deslizó hasta la muralla. Justo encima de él estaba un capitán impartiendo órdenes. Era buen momento para poner sus habilidades en práctica, y el hombre no estaba muy atento. Cogió una cuerda y la ató a una de sus flechas, apuntó y… ¡diana! Estaba orgulloso. Había dado justo en la viga de madera que hacía de soporte de emergencia para unas almenaras medio caídas, cerca del guardia. Éste no notó nada. En cuanto la flecha se clavó, Ray se aseguró de que estaba bien anclada y empezó a subir. Era fácil, como una de las lianas del bosque. Se asomó, y en un descuido del centinela penetró en el entramado de pasillos, alfombras y cuadros que constituían el castillo de los Connors. Subió y subió, sin encontrarse un solo guardia. Era en la última habitación, los aposentos del padre de los Connors, de donde provenían los destellos mágicos de Ronan. Aun se oía ruido de espadas. Ray cogió raudo una flecha, la colocó, abrió la puerta de golpe y abatió al último Gloucester que se encontraba con vida. A su lado, cadáveres, y unos ensangrentados y exhaustos hermanos cubiertos de sangre por todo el cuerpo.
-Creo que habías hecho antes un comentario sobre los arcos, Brett…
-Calla, Ray, el caso es que llegas justo a tiempo… Bueno, no, se llevaron a nuestro padre, pero ya ves...-el mayor de los Connors avanzaba hacia el para darle la mano. Pero Ronan no. A él le importaba más que su padre hubiera sido capturado.
-¡¡Cierra esa bocaza tan solo una puta vez en tu vida, Brett!!
-Ronan, los Gloucester vienen, déjalo. Tengo una salida.
-Está bien, Ray, tú y tu sentido de la supervivencia. Esto no es el monte. ¿Dónde está mi padre?
-Pensé que lo sabíais vosotros...
-No, Ray, acabábamos de llegar y nos encontramos a estos registrando la habitación. Entonces creo que ya no podemos hacer nada por ahora.-Se le veía abatido.
-Bueno, silencio. Sé cómo sacaros de aquí, y de monte te vas a hartar, te lo aseguro.
Era justamente en esos casos cuando al elfo no le gustaba nada tener razón.
--------------------------------------------------------------------
-Papá… ¿ A que pueden quedarse unos amigos a cenar?
-Claro hijo, pero la próxima vez avisa con tiemp…-El espectáculo era curioso: Roderick contemplaba a su hijo, sudando y cansado, acompañado de los Connors, sudando también, pero estos cubiertos de carmesí de punta a punta.
-Antes de que digas nada, papá, nos vamos. Los Gloucester nos persiguen, pero tú tranquilo, de ti no saben nada, seguro que ni que existes. Ahora cojo mis cosas y nos vamos. A Albesia, probablemente.
-Hijo…-Selth sabía que era el momento de despedirse, al igual que Ray. Se abrazaron fuerte, mientras el elfo recordaba su no tan lejana infancia: el día de la muerte de su madre, cuando su padre le regaló el arco aun criticando sus gustos, su primer jabalí o su primera noche solo bajo las estrellas. Pero había prisa, y no era el momento.
-Adiós, padre, te prometo que volveré.
-No tengas miedo hijo, toma esto. Es el anillo de bodas de tu madre. Ella sabía que algún día te harías mayor, aunque creo que no tan de golpe. No olvides nunca hacer lo que te gusta, hijo, y que las últimas cosas que se pierden son la esperanza y la libertad. Hasta siempre, Rayven.
Y dicho esto Rayven y los Connors salieron de su vida. Al menos, de momento…

_________________


Última edición por New Starkiller el Dom Dic 05, 2010 9:40 pm, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
hummer
Dragón
Dragón
avatar

Cantidad de envíos : 576
Reputación! Nuevo : 202
Fecha de inscripción : 09/02/2009
Localización : ¿?

MensajeTema: Re: Historias de la 3º Crónica   Vie Dic 03, 2010 10:59 pm

No acabo de entender cómo mis métodos funcionan tan bien... rendeer

_________________
El tao es una vasija vacía,
pero su contenido nunca se agota.
El tao suaviza los filos,
atenúa lo brillante.
Está profundamente oculto, pero nunca ausente.
No sé de quién es hijo.
Parece anterior a los dioses.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
New Starkiller
Dragón
Dragón
avatar

Cantidad de envíos : 702
Reputación! Nuevo : 123
Fecha de inscripción : 16/03/2009
Localización : El Dragón Verde

MensajeTema: Re: Historias de la 3º Crónica   Vie Dic 03, 2010 11:15 pm

no son tus metodos, es la inercia...

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
hummer
Dragón
Dragón
avatar

Cantidad de envíos : 576
Reputación! Nuevo : 202
Fecha de inscripción : 09/02/2009
Localización : ¿?

MensajeTema: Re: Historias de la 3º Crónica   Vie Dic 03, 2010 11:16 pm

INERSHIA! INERSHIA!!

_________________
El tao es una vasija vacía,
pero su contenido nunca se agota.
El tao suaviza los filos,
atenúa lo brillante.
Está profundamente oculto, pero nunca ausente.
No sé de quién es hijo.
Parece anterior a los dioses.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
New Starkiller
Dragón
Dragón
avatar

Cantidad de envíos : 702
Reputación! Nuevo : 123
Fecha de inscripción : 16/03/2009
Localización : El Dragón Verde

MensajeTema: Re: Historias de la 3º Crónica   Vie Dic 03, 2010 11:36 pm

piribiribí pipí... joder que asco. bueno, haber si hacemos la partida y callamos

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
RoflGalen
Dragón
Dragón
avatar

Cantidad de envíos : 956
Reputación! Nuevo : 202
Fecha de inscripción : 10/02/2009
Edad : 106
Localización : Satélite Xabarín

MensajeTema: Re: Historias de la 3º Crónica   Sáb Dic 04, 2010 12:02 am

Pero nuestro padre fue capturado Andrés ... y el resto es "??".
El resto está guapo.
Spampampam.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
New Starkiller
Dragón
Dragón
avatar

Cantidad de envíos : 702
Reputación! Nuevo : 123
Fecha de inscripción : 16/03/2009
Localización : El Dragón Verde

MensajeTema: Re: Historias de la 3º Crónica   Sáb Dic 04, 2010 2:45 pm

cierto cierto, el señor connors fue capturado, no asesinado

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
hummer
Dragón
Dragón
avatar

Cantidad de envíos : 576
Reputación! Nuevo : 202
Fecha de inscripción : 09/02/2009
Localización : ¿?

MensajeTema: Re: Historias de la 3º Crónica   Sáb Dic 04, 2010 3:07 pm

pues cámbialo en la historia, XD quiero ver como queda todo!

_________________
El tao es una vasija vacía,
pero su contenido nunca se agota.
El tao suaviza los filos,
atenúa lo brillante.
Está profundamente oculto, pero nunca ausente.
No sé de quién es hijo.
Parece anterior a los dioses.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
New Starkiller
Dragón
Dragón
avatar

Cantidad de envíos : 702
Reputación! Nuevo : 123
Fecha de inscripción : 16/03/2009
Localización : El Dragón Verde

MensajeTema: Re: Historias de la 3º Crónica   Dom Dic 05, 2010 9:41 pm

editado, creo que ya está. total era cambiar dos frases...

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
RoflGalen
Dragón
Dragón
avatar

Cantidad de envíos : 956
Reputación! Nuevo : 202
Fecha de inscripción : 10/02/2009
Edad : 106
Localización : Satélite Xabarín

MensajeTema: Re: Historias de la 3º Crónica   Lun Dic 27, 2010 5:51 pm

Me encantó lo de "No lo he visto ... no me pegues". Puto gordo de mierda.
Deberíamos ir a la academia de Bevil y matarlos a todos.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Historias de la 3º Crónica   

Volver arriba Ir abajo
 
Historias de la 3º Crónica
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» historias del escarabajo
» Recopilacion de historias
» Trucos de Los Sims Historias de Mascotas pc
» Pokemon Historias Del Tiempo
» Historias para no dormir y leyendas urbanas sobre los videojuegos

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
 :: La Edad Oscura, Eo :: Fichas de los personajes-
Cambiar a: